Comparativa Gr. 5 Sideways

 
En el año 2012 Racer decidió dar un impulso a su gama Sideways, dedicada a coches con carrocería de plástico a escala 1/32 y equipados con material Slot.it, lanzando los nuevos Grupo 5 y comenzando con el Ford Capri. El éxito del modelo inicial nos ha llevado a una gama que abarca hasta 9 modelos diferentes, que crecen hasta 16 si contamos las variantes de carrocería.

La gran variedad de modelos y la igualdad entre ellos propicia parrillas tan bonitas y completas como esta.


 
La igualdad mecánica que comparten todos ellos, además, hace que su rendimiento sea similar, por lo que es una categoría que multitud de clubes han adoptado para sus competiciones, en las que nos encontramos parrillas muy completas y variadas y clasificaciones muy igualadas.
 
Pero, a pesar de la igualdad de rendimiento, es difícil escoger un coche. La belleza de todos ellos nos hace dudar, pero también los diferentes comportamientos, ya que encontramos diferentes batallas, longitudes, pesos de carrocería…Por ello hemos realizado una pequeña comparativa con cuatro coches de los más significativos de la gama, dos de los que podríamos denominar cortos y dos largos, con dos configuraciones diferentes.

Los cuatro protagonistas de nuestra comparativa: BMW M1, Lancia Stratos, Porsche 935 y BMW 320


 

Lancia Stratos Turbo

 
La última incorporción a la familia es el Stratos Turbo Gr. 5, una espectacular bestia con unas musculosas y llamativas formas que no dejan a nadie indiferente. Nos encontramos con un coche corto entre ejes, aunque ancho y tirando a bajo, lo que nos hace esperar un comportamiento bastante nervioso.

El Stratos es la última incorporación a la familia Grupo 5 de Sideways


 
Antes de ponerlo en pista le hacemos una preparación básica adaptada al reglamento del Slot Club La Lira. Siguiendo los pasos de preparación que encontraréis en nuestro tutorial de YouTube, aplanamos y repasamos bien el chasis, sustituimos cables, terminales y trencillas, engrasamos y aceitamos y montamos cuatro puntos de suspensión, neumáticos Zero Grip delante y los Spirit que obliga el reglamento detrás.

Preparación básica para el Stratos


 
Nos vamos a pista y comenzamos a cogerle el tacto al coche. Se muestra muy carrilero, manteniendo muy bien la trazada siempre y cuando no nos pasemos con el gas, momento en el que nos castiga poniéndose a tres e incluso dos ruedas si la curva es cerrada. A pesar de ello, nos divertimos y marcamos unos tiempos muy buenos, pero también comprobamos que perdona poco y los errores, sobre todo cuando se pone a dos ruedas, casi siempre se pagan con salida de pista. En pistas que conozcamos muy bien puede ser un acierto pero en pistas que no tengamos por la mano nos provocará muchas salidas ya que es más fácil cometer errores.
 
Como la pista de pruebas la tenemos muy por la mano, los tiempos son muy destacables:
 
Vueltas rápidas:11,98 – 12,01 – 12,03
 

BMW M1

 
Durante mucho tiempo considerado el mejor de los Grupo 5 de Sideways, el M1 es un coche grande y de aspecto imponente. Bajo, largo y, sobre todo, muy ancho y con una carrocería bastante ligera, es el más visto en competición.
 

La principal característica del M1 es que es muy permisivo con los errores


 
Tras hacerle la misma preparación que le hicimos al Stratos, al probarlo queda claro por qué es el favorito, nos encontramos un coche con mucho aplomo, rápido y seguro. Es prácticamente igual de rápido que el Stratos pero su comportamiento es mucho más noble y permisivo. Nada de ponerse a dos ruedas y hacer rectos, aquí los errores se pagan con una espectacular derrapada que rara vez acaba en salida de pista, implicando únicamente el perder alguna décima por el camino.
 
La vuelta rápida es la misma que el Stratos, aunque las siguientes se quedan un poco por detrás y la media es ligeramente peor. El factor pista nuevamente ayuda, en un circuito que no conozcamos tanto será el M1 el que tenga ventaja.
 
Vueltas rápidas:11,98 – 12,05 – 12,08
 
Los resultados de estos dos coches con preparación básica son muy buenos y se quedan muy cerca de lo que hace un buen GT preparado al máximo. Pero, para ver un poco más hasta donde pueden llegar estas máquinas, nuestros próximos protagonistas llevarán una preparación un poco más evolucionada, usando cockpit de lexan y configuraciones de suspensión probadas y ajustadas para conseguir lo máximo de cada coche.
 

Porsche 935, a la izquierda, y BMW 320, a la derecha. En ambos se montan las configuraciones de suspensión que mejor resultado han dado tras múltiples pruebas.


 

BMW 320

El BMW 320 es un coche que engaña mucho. Parece que será torpe y de comportamiento delicado, por su aparente altura y proporciones, pero en pista se muestra igual de seguro, o más, que el BMW M1.
 

El aspecto de berlina familiar hace dudar de la efectividad del 320


 
Una vez en pista, el 320 sorprende gratamente. A pesar de que esta prueba la hicimos con la configuración mostrada anteriormente, este coche lo hemos probado anteriormente con preparación básica y se convirtió en nuestro favorito, con un comportamiento similar al del M1 pero algo más carrilero y, sobre todo, con más tracción.
 
Con la preparación avanzada realizada para esta prueba el comportamiento es espectacular, la reducción de peso de carrocería y bajada de centro de gravedad que implica el uso de cockpit de lexan hacen de este coche treméndamente seguro, muy carrilero y difícil de sacar de pista, incluso de hacer derrapar. No solo los tiempos muestran la eficacia de este coche, su regularidad nos permite hacer vueltas casi calcadas, como demuestra el hecho de que fue el que menos tiempo necesitó para hacer su vuelta rápida y que las tres mejores vueltas sean casi idénticas.
 
Vueltas rápidas:11,74 – 11,75 – 11,76
 

Porsche 935 K

 
El último contendiente de esta comparativa también es un coche que hemos probado anteriormente con preparación básica, ofreciendo un comportamiento similar con ambas, aportando la más avanzada únicamente mayor velocidad.
 

Atención, spoiler: el 935 consigue la mejor vuelta de los cuatro coches, pero…


 
Con este Porsche y la preparación básica pasa un poco como con el Stratos, es muy rápido pero su corta batalla lo hace nervioso, muy nervioso. No levanta la pata al entrar pasado en curva, como pasa con el Stratos, pero sí que nos castiga con fuertes latigazos que le hacen perder la trasera y unas décimas con ella, o incluso provocan salidas de pista, sobre todo cuando enlazamos curvas con cambio de apoyo, de izquierda a derecha y viceversa.
 
Con la preparación avanzada ganamos bastante, el comportamiento es similar pero los latigazos se producen mucho más al límite y nos permite apurar mucho más la entrada, además de ser más rápido por el menor peso. Conseguimos marcar una vuelta rápida espectacular, la mejor de los cuatro, pero para conseguirla hemos tenido que rodar con máxima concentración y sin cometer ni un error. De hecho, la segunda mejor vuelta está a ocho centésimas de distancia, cuando con el 320 solo había dos centésimas entre las tres mejores.
 
El resumen es el mismo que con el Lancia, es un coche muy rápido pero exige máxima precisión en el pilotaje, por lo que es más recomendable para circuitos conocidos y rápidos.
 
Vueltas rápidas:11,68 – 11,76 – 11,79
 

Conclusión

 
Antes de los comentarios finales nos gustaría aclarar que estos no son más que una opinión subjetiva extraída de nuestras pruebas y que no suponen una verdad absoluta, ya que cada piloto es un mundo. Por eso no nos limitamos a daros unos tiempos y decir “este es el más rápido o mejor”, extraemos sensaciones y os explicamos lo que creemos que aporta o resta cada modelo en cuestión para que podáis extraer vuestras propias conclusiones. No obstante y como decimos siempre, el mejor juez es uno mismo y lo ideal, siempre que sea posible, es probar por nosotros mismos.
 

Lo que está claro y no admite discusión es la belleza y calidad de reproducción de los coches de Sideways


 
Dicho lo anterior, lo cierto es que para nosotros no hay un claro vencedor. Nuestro favorito es el BMW 320 por lo seguro y estable que es en los tiempos, pero un piloto eficaz y constante en el pilotaje puede sacar esa misma estabilidad con el 935 o el Stratos.
 
Así que la conclusión es que no hay un coche mejor ni peor si no uno para cada tipo de piloto, ya que en las manos adecuadas, todos son ganadores. Y no lo decimos por decir, en los campeonatos de Grupo 5 que organizan dos de nuestros clubs amigos, el Slot Club La Lira y el Ateneu Slot Racing se consiguieron victorias con Lancia Betta Montecarlo, BMW M1, Porsche 935K, Ford Mustang y Ferrari 512 BB y en el podio también han aparecido BMW 320, Ford Capri y hasta un Moby Dick.

Share Button
Publicado el 6 de abril, 2017 | Por | Sin Comentarios | En la categoría Pruebas y comparativas | Con las siguientes etiquetas Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Síguenos

Recibe cada nueva entrada de nuestro blog en tu e-mail